El suizo pregunta:

– Entschuldigung, können sie Deutsch sprechen?

Los dos españoles permanecen mudos.

– Excusez-moi, parlez vous français?- intentó.

Los dos continuaron mirándolo impávidos y serenos.

– Prego signori, parlate italiano?

Nada por parte de la pareja.

– Vocés falam portugués?

Ninguna respuesta.

– Please, do you speak english?

Nada.

Angustiado, el suizo desiste y se va.

Lola mira a su marido y le dice:

-Pepe, tal vez debiéramos aprender alguna lengua extranjera.

– ¿Y pa’ qué, …? – … -Este pelotudo sabía cinco… ¿y le sirvió pa’ algo?

Zgadzacie się z tym żartem? Nie warto uczyć się języków? 🙂